agosto 15, 2008

¿comida por sexo? No, ¡sexo por comida! P liss! Lea atentamente

¿Por que buscamos la satisfacción de la comida cuando tenemos necesidad de la satisfaccion del sexo? El sexo nos alimenta, solo que de formas que el estómago no entiende. La satisfacción sexual nos tienta al caminar y sentirnos golpeados, aludidos por miradas promisorias, por cuerpos que esperan ser recorridos, no solo visualmente, rescatados de su monotonía de atención al cliente, de dar vueltas sin encontrar respuestas a dudas, tanto banales como existenciales, rescatados de una pareja aburrida como de una existencia aburrida.. El sexo como salvavidas, pero no una alternativa al hambre. Y henos aquí, viendo que comprar, viendo que comer como una alternativa al sexo, ya que, ahora, el sexo no es una alternativa. Y debemos saciarnos con comida -engullendo calorías en vez de gastarlas engullendo placer- paseandonos en nuestro mundo viciado donde la alternativa de platos es casi tan sugerente (mas nunca tan extasiante) como las posibles parejas to be que nos pasan y ni siquiera nos catan con sus miradas, entes sexuales pero asexuados en este instante. Fulgurantes trozos de luz en un oscuro cielo, flameantes pero distantes, cuya esencia podras sentir, mas no probar por los momentos. Por favor, dame un combo número dos. Agrandado. Y con refresco gigante, que el hambre es grande.

3 comentarios:

Giovannina Rodríguez dijo...

Sustancial, persuasivo... Cruel y deliciosa verdad... Me agrada, te lo apoyo!
Vivan las sexolímicas!! hahaha

Anónimo dijo...

me encanta , me fascina jajajajaja ya te lo e dicho pero en serio lo que el cuerpo necesita en la vida es sexo.... o conversaciones al desnudo con tus panas...
jajajajaj

El rinconcito de milagros dijo...

En mi vaga opinion una caricia un beso un rose de piel alimenta mas que un plato de comida aun que a veces no lo creamos.

Calificación

Te gusto este post? Guardalo en PDF!